Puesta de sol

Solo la belleza que nos regala la naturaleza constantemente o que crea nuestra creatividad, es capaz de despertar nuestra sensibilidad. Dejarse llevar por ella, es el primer paso para sentir que la vida fluye por nuestras venas y que no todo está perdido.

Mediterráneo

Orwell vs Huxley

Miradas

Muchos días nuestras miradas coinciden.

Ventana contra ventana, vagón contra vagón.

Vamos en direcciones distintas, pero ambos sabemos que algún día, seremos capaces de apearnos en esa estación y reunirnos en los pasillos o en el andén de ida y vuelta.

Los títulos de nuestros libros coinciden. Ya sabemos que a los dos nos gusta leer. Una agradable coincidencia.

Me gusta como me miras. Tal vez a ti también te guste mi mirada.

Yo siempre espero ese momento del día, cuando tu tren coincide con el mío, cuando nuestros ojos levantan la vista sobre la página que estamos leyendo y sonreímos sin apenas mover los labios. Un día más, un instante fugaz, apenas unos segundos. Tu mirada se posa sobre la mía y como un beso, siento tu caricia invisible sobre mi mejilla.

Me encantaría poder abrazarte y decirte tantas cosas… O tal vez no decirte nada, tan solo, disfrutar de tu mirada. De ese instante único, mágico, que nos inventamos cada día.

en el metro